domingo, 6 de septiembre de 2009

Queque de Chocolate Bruto





Variaciones de IONA sobre Variaciones de BakingBlonde sobre Original de Trish Boyle - 'Chocolate Intensity'
RECETA NUMERO 100
Qué y Cuanto
Para el Queque
250 gr. de chocolate amargo trozado (60% o más)
200 gr. de mantequilla sin sal
¾ de taza de azúcar
½ taza de café preparado
6 huevos
1 pisca de sal
Para el Ganache (recubrimiento)
200 gr. de chocolate amargo trozado (60% o más)
200 ml. de crema
Como
El Queque
A) Precaliente el horno a 180°. Enmantequille un molde redondo de 28 cm. Cubra el fondo con papel de hornear y enmantequille. Si está utilizando un molde desmontable, cúbralo con dos láminas de metal y así impermeabilizar el molde.
B) Ponga el chocolate amargo trozado en un bol grande. En una olla bata la mantequilla, el azúcar y el café, calentando a calor mediano, hasta que la mantequilla derrita y la mezcla hierva. Agregue la mezcla al chocolate trozado. Déjela reposar 1’ y luego, suavemente, revuelva hasta que el chocolate se disuelva y la mezcla este suave.
C) En un bol mediano bata los huevos vigorosamente hasta que se unan. Agregue la pisca de sal. Suave y lentamente agregue 1 taza de la mezcla de chocolate a los huevos batidos, temperándolos y batiéndolos constantemente. Agregue los huevos batidos con chocolate al bol de chocolate y bata para combinarlos adecuadamente. Pase esta mezcla por cedazo, para evitar grumos y luego viértala en el molde, previamente preparado. Ponga el molde en una fuente del horno, llena de agua hasta la mitad de la altura del molde del queque. Hornee por 35’ a 45’, hasta que el centro del queque este brillante y cuajado pero aun ligeramente movedizo. Enfrié el queque por 20’. Con la ayuda de un cuchillo, suelte el queque del molde. Con la ayuda de un plato grande y plano, invierta el molde y suelte el queque cuidadosamente. Refrigere el queque por 2 horas, o mejor aún, por toda la noche, antes de recubrirlo.
El Ganache
A) En una olla pequeña hierva la crema y retírela del calor. Agréguele el chocolate, trozado previamente, y déjelos reposar por 1’. Revuelva suavemente hasta que el genache esté suave. Traspase el genache a un bol de vidrio y cúbralo con una lámina de plástico, dejándolo enfriar, a temperatura ambiente, por 5’, antes de utilizarlo.
B) Ponga el queque refrigerado sobre un pliego de papel de hornear. Ligeramente, vierta el genache en el centro del queque y glasee el queque por arriba y por los costados, dejando que el genache sobrante caiga sobre el papel. Cuando se solidifique corte los restos. Enfrié el queque glaseado por 2 horas, o mejor aún, por toda la noche.
Consérvelo en el refrigerador y sírvalo refrigerado.
Exquisito!
Buen Provecho…