sábado, 18 de agosto de 2012

Pollo en Salsa de Melón y Piña


Original

 “Una nueva manera de cocinar el pollo, tomada de la receta de Pollo con Cerezas. Sabrosa, pero menos que el original”.

Qué y Cuanto
10 trutros cortos
1 melón
1 tarro de piñas en conserva
¼ de litro de caldo de pollo bouillon
2 cucharaditas de tomillo
Aceite de oliva
Sal atlántica al gusto
Pimienta molida
Como
A) Corte el melón y con el instrumento adecuado prepare bolitas de melón y reserve para servir. Corte el resto del melón y agréguelo a su debido tiempo a la salsa.
B) Para preparar la salsa se pone la sopa de pollo, los pedazos de piña con su jugo, el resto del melón cortado y el tomillo en una olla. Se le agrega sal y pimienta a gusto y se pone a hervir. Tan pronto hierva, baje el calor y lentamente reduzca el líquido a la mitad. Con una licuadora de inmersión, muela la salsa hasta que quede uniforme. Verifique sabores.
C) Pele los trutros y deshuéselos. Enrolle la carne del trutro formando un arrollado. Fría los arrollados de pollo en el aceite de oliva, por todos sus lados, hasta que esté cocido.
D) Sirva los arrollados fritos cubiertos con salsa de melón y piña. Acompañe con bolitas de melón y arroz blanco.
Exquisito!
Buen Provecho…

2 comentarios:

  1. Me encantan los sabores agridulces y según yo por lo menos el pollo necesita harta ayuda... así que buena receta

    ResponderEliminar
  2. Hola, Daniel!!!!
    He dado una vuelta rápida a tus últimas recetas (que desde la última vez, son un montón!!!!) y elijo ésta porque me encanta el pollo, y las salsas afrutadas también.
    Entro pues, y te dejo aquí un mensaje cariñoso.
    Te comento que ando muy liada con cuestiones personales y laborales, tanto que se me ha quitado un poco el apetito, y aún más las ganas de cocinar pero... mi mundo es así, va y viene. Esta temporada no he querido perderme el sol, la playa, re-encontrarme nuevamente con mi isla en una búsqueda de mí misma, en un intento de pacificarme, de calmar la vorágine en que andaba metida. Y estar fuera de cuatro paredes, implica estar fuera de la cocina también.
    Pero el verano va terminando... un par de meses de buen tiempo quedarán por aquí, si Dios quiere y este año permite la lluvia... y entonces tocará volver a los muebles, los calderos, las pócimas, la selva... y compartirlo con ustedes.
    Me alegra saber que me recuerdas. Se me puso una sonrisa de oreja a oreja. A veces uno pasa por estas autopistas sin tener muy claro si llega a alguna parte o no. Pero yo he tenido la suerte de mantener un puñado de buena gente alrededor, sea como sea mi ritmo en cada época.
    Gracias, muchas gracias por ello.

    Y a tí, todo lo mejor te deseo, y un feliz seguir entre fogones. Sigue compartiéndonos, por favor... que es un lujo.

    Un saludo, y sepas que estoy bien.

    ResponderEliminar