lunes, 12 de abril de 2010

Costillas de Lechón a la Parrilla






Variaciones sobre Original de Beth en Recipe Zaar – ‘Beth’s Melt in your Mouth Barbecue Ribs’
Qué y Cuanto
1½ kilo de lechón. (500 gr. por persona)
2 cucharadas de vinagre de manzana
1 cucharada de aceite de oliva
2 cucharadas de orégano
2 cucharadas de romero
1 cucharadita de merquen o paprika ahumada
Como
A) Si la membrana que cubre las costillas no fue retirada, hágalo ahora utilizando un cuchillo carnicero.
B) Seque las costillas con papel absorbente, y luego, sobre el lado brillante de una lámina doble de aluminio y de doble largo, embetune las costillas con el vinagre de manzana, mezclado con el aceite de oliva. Adobe las costillas, por ambos lados, esparciendo orégano, romero y merquen. Cubra las costillas con la lámina de aluminio restante. Cierre las láminas de aluminio, una sobre la otra, doblando dos veces los bordes, formando un sobre y sellándola, y marine en el refrigerador durante la noche.
C) Ase las costillas de lechón, en el sobre de aluminio, en horno precalentado a 130°, durante 2½ horas, hasta que la carne encoja y descubra las puntas de los huesos. Retire del horno y enfrié 10’, para poder abrir el sobre de aluminio, protegido del vapor. Retire la costilla y reserve el jugo.
D) Traspase la costilla a la parrilla con carbón prendido, sin fuego, y cocine 10’ por lado, empezando por el lado de los huesos, hasta que la carne quede dorada, humedeciendo con el jugo que reservo. Sazone y sirva caliente. Beba vino tinto.
Buen Provecho...